“El Poder Sanador de los Sonidos Ancestrales” Experiencia Vivencial

Comparte: Etnomusicólogo Tito La Rosa

Costo: 50 Nuevos Soles

Lugar: Residencial El Prado (junto al Fundo Carolina)

Para inscripción contactar al: 97630111 / #978483340 / Cupos Limitados

La ceremonia durará aproximadamente 3 Horas, posterior a la toma de una microdosis de Wachuma.

Rueda de Medicina de los 4 Tabacos

Comparten: Máximo Fernández y Rita Castillo

Lugar: Por Confirmar

Hora:

Costo: 100 Nuevos Soles / 70 para casos excepcionales

Nota: Los antiguios amautas americanos supieron que al llegar los europeos a nuestra tierra, se iniciaba el Pachakuti de noche. Después de 500 años de guardarse el conocimiento y tradiciones.

En 1992 empieza el amanecer del Pachakuti de luz, viviendo el cumplimiento de una antigua profecía que habla del encuento del cóndor y el águila (sur y norte).

Máximo Fernández (Secretario General) y Rita Castillo Paqo Runas o Yatiris Andinos y siendo miembros activos (y fundadores) de “Pachamama Iglesia Nativa de América” viven un intercambio de conocimientos con los abuelos indios de Norteamérica, agregando a su linaje, la bendición de poder levantar ceremonia de Chanupa Sagrada o también llamada pipa de la paz, usando la planta maestra del tabaco, además de poder entrar en el vientre sagrado de la Madre Tierra en la llamada cabaña de sudor o Inipo o Temascal, donde, usando el poder de las 4 Medicinas primigenias: Fuego, Agua, Tierra y Aire, se logra la sanación en diferentes aspectos. Son danzantes del son con los abuelos originarios Dakotas, allí uno ofrenda parte de su sangre en el árbol de la vida, danzando por 4 días durante todas las horas del sol, ayunando tienen la enseñanza de levantar la rueda de medicina de los 4 tabacos, diseño del peyote para compartir la sagrada medicina del Wachumo, tanto como el estilo original de sus abuelos moches.

Se le llama de 4 tabacos por que la ceremonia consta de 4 momentos y en cada uno se enciente un tabaco amarrado en una panca de maíz, como originalmente se hacía.

Aun hoy se le llama rueda por que la medicina va corriendo en círculo y cada persona recibe una dosis, pero también hay una rueda de cantos de curación que inician con el maestro, pero luego cada persona recibe la sonaja y el bastón y tiene la oportunidad de levantar un canto. Si no desea cantar, simplemente pasa la sonaja al siguiente.

El primer tabaco es del propósito “Para qué vine a esta ceremonia” Cada uno debe decirle a Dios lo que quiere pedirle.

En el segundo tabaco, se honra a las aguas. recibiendo una taza de agua rezada como medicina.

El tercer tabaco es del poder. La medicina ya alcanzó un punto alto, entonces se levantan rezos fuertes. Si hay una enfermedad, se pide por la sanación, etc.

Finalmente, el cuarto tabaco es el de los alimentos o de la mujer. Donde se honra al agua, al maíz, la carne y las frutas, representando los 4 elementos. Compartiéndolos.

Desde el inicio, se enciende un fuego en un altar de medialuna, donde, usando brasas, se van dibujando lo que se podría llamar Mandhalas, canalizando la energía  de lo que se dibuja. La ceremonia culmina al compartir los alimentos (se acostumbra también sellar con un temascal) que no haremos en esta ocasión